Consejo Regulador D.O. Bierzo

Concurso para el nuevo edificio del Consejo Regulador de la Denominación de Origen BIERZO, Cacabelos_2001

La construcción de un edificio de nueva planta para albergar la sede del consejo Regulador de la denominación de origen BIERZO, en las eras de San Bartolo, en el margen derecho del Camino de Santiago a su entrada en la Villa de Cacabelos ausente de toda referencia urbana, se plantea como un complejo ejercicio de búsqueda de determinantes proyectuales. Finalmente la propuesta presentada se apoya en el propio Camino de Santiago como hecho histórico trascendente y sirviéndose de la dirección marcada por el mismo como elemento organizador, referencial y ubicador del edificio. De este modo se proyecta un "muro" vertebrador paralelo a la dirección del "Camino", muro que potencia el eje de acceso al la Villa de Cacabelos, y sirve de apoyo al desarrollo de todo el edifico, organizándose a un lado. Muro que se prolonga a ambos lados con una clara voluntad de relación con el espacio exterior y como referencia al eje del "camino". Pensamos que este muro debería servir de elemento representativo y de nexo de unión entre la tradición y la modernidad, el material del que estaría hecho sería de piedra de la zona como característica de la arquitectura vernácula. Por otro lado el muro sería igualmente de piedra en el interior del edificio, con lo que serviría de fondo a la hora de exponer los distintos productos representativos de l a región. Este muro se quiebra en su parte superior para conformar la cubierta, abrazando bajo su cobijo a todo el y a parte del espacio exterior. El remate del mismo asi como su prolongación en la cubierta sería de hormigón visto, que posterioremnte se revestiría de pizarra en el faldón.

Asi pues el "muro" permite: -La relación con el Camino de Santiago, marcando el eje norte-sur. -La relación entre el espacio interior y el exterior. -Dar apoyo a la zona de exposición, focalizando las vistas desde el interior hacia el sur y el norte, coincidentes con: el Camino de Santiago, la Villa de Cacabelos, y las dos cordilleras que rodean al valle del Bierzo, siendo estas un elemento claramente representativo de su paisaje. -Organizar el propio edifico localizando todos sus espacios distributivos a un lado del mismo, siendo el espacio de exposición un espacio interesticial y de transición entre ambos.

El edificio se eleva del terreno para de este modo acentuar su ligazón con el "muro" y resolver los problemas de nivel freático existentes en la zona. Los revestimiento exteriores a emplear serían principalmente de pizarra, hormigón visto y piedra, materiales que igualmente se desarrollarían en el interior combinándose con maderas tratadas. Respecto al programa se han valorado los grandes ventanales en las zonas públicas y despachos, permitiendo disfrutar en todo momento de la referencia geográfica circundante. La zona destinada a catas y el despacho de presidencia se sitúan en la planta primera siendo uno de sus lados delimitadores el muro de piedra, nexo de unión con la tradición y el espacio exterior. La disposición en planta baja de la zona de exposiciones a un margen de la zona administrativa, permite la visita sin interferir en la labores burocráticas. Esta zona de exposición queda iluminada cenitalmente en su parte central, para de este modo contrarrestar la ausencia de huecos en el muro y distribuir la luz uniformemente en toda su longitud.

Se ha proyectado una zona de aparcamiento y acondicionamiento urbano del edificio que necesitaría probablemente de otra dotación presupuestaria. Pensamos que el resultado obtenido es fruto de un estudio detallado del lugar, los presupuestos programáticos y la búsqueda de los condicionantes históricos, con la ilusión de dotar a la Villa de Cacabelos de un edifico que represente y de cobijo a sus más genunios productos Bercianos, dentro de un lenguaje arquitectónico contemporáneo.